miércoles, 22 de julio de 2015

Crónica en A Quemarropa


Esta es la crónica que apareció el domingo en A Quemarropa, el periódico oficial de la Semana Negra, acerca de nuestra presentación: 

"La actividad en la carpa del Espacio A Quemarropa finalizó por este año con la presentación de MAR editor, cuyo responsable, Miguel Ángel de Rus, acudió acompañado por Pedro Antonio Curto y cuatro de los autores de su catálogo: José Luis Caramés Lage, Óscar Fernández Camporro, Salvador Robles Miras y Montserrat Suáñez. 

“El primero es el autor de Asesinatos con arte, en la que este profesor de literatura inglesa de la universidad de Oviedo presenta un relato de suspense en el que un asesino mata a músicos de una orquesta sinfónica por el placer de hacerlo y por componer unas escenas basadas en momentos de la historia del arte pictórico. 

Rodeando al gran Juan Ramón Biedma, y de izquierda a derecha, Pedro Antonio Curto, Caramés Lage, Óscar Fernández Camporro, Salvador Robles Miras, Miguel Ángel de Rus y Montserrat Suáñez

“Fernández Camporro, por su parte, es el creador de Regresa a Riverthree, libro que definió como "un western" ambientado en la actualidad en los Estados unidos, aunque los crímenes que recoge justifiquen su aparición en esta colección de género negro. Se trata de la segunda de las seis novelas que, aun contando una historia independiente, dibujan un mundo propio ambientado en un pueblecito de las montañas Rocosas.

“La exclusiva del asesino es la novela de Salvador Robles Miras, "escritor vocacional que escribe para aprender de lo que sé y de lo que no sé", tal y como se definió él mismo. Miras confesó su atracción por una de las condiciones del ser humano, la violencia, un elemento en el que bucea en esta obra, para la que, según apuntó, tuvo que meterse en la mente de un asesino. En este ejercicio aprendió que "desde la mente de un asesino, la sociedad es atroz".

Había bastante público, ¿verdad?

“Completó la presentación Montserrat Suáñez con la segunda parte de Proyecto mujeres en la historia, en la que colabora con otras autoras para rescatar a mujeres que dejaron su impronta y entre las que se encuentran escritoras, periodistas, arqueólogas, luchadoras contra el nazismo y por los derechos civiles, etcétera. Según explicó, ya están trabajando en un tercer volumen que estará centrado en la Ilustración. 

“Y así finalizó esta jornada y se echó el cierre a la carpa por este año. Se hace extraño no invitarles a que nos acompañen esta tarde en alguna cita ineludible, pero no se preocupen, volveremos el año que viene. Seguro.”




En otro orden de cosas, muchas gracias a México por esto. Qué subidón levantarse un día y encontrarse con La Corte del Diablo en el número 1 del ranking.



Estamos de vacaciones, pero volveremos dentro de una semana.

¡Hasta pronto!

Montserrat Suáñez


miércoles, 8 de julio de 2015

Cita en la Semana Negra


La Semana Negra es un festival literario que se celebra en Gijón cada mes de julio desde 1988, y que este año tendrá lugar entre los días 10 y 19. Comenzó como una feria internacional dedicada exclusivamente a la novela de género negro, y de ahí su nombre. Posteriormente se fue ampliando para abarcar también el género histórico, ciencia-ficción y fantasía, y hoy recibe más de un millón de visitas en cada edición.

Una de las características de esta feria es la inclusión de diversos eventos en torno a la cita con la literatura. Los visitantes pueden disfrutar también del parque de atracciones instalado en el recinto, asistir a conciertos, ver cine, recorrer los mercadillos que exhiben sus artículos junto a las casetas de libros o sentarse en alguna de las numerosas terrazas de bares y restaurantes de las que dispone la Semana Negra. El festival cuenta, además, con su propio periódico: “A quemarropa”, que se distribuye gratuitamente. 


Todo comienza con la llegada a la ciudad del Tren Negro, en el que viajan los escritores invitados. Se inauguran entonces estas jornadas en las que se entregan diversos premios literarios, como el Hammett a la mejor novela policiaca escrita en español; el Celsius, a la mejor novela de fantasía, ciencia-ficción o terror; el Espartaco de novela histórica; el Memorial Silvino Cañada a la ópera prima policiaca y el Rodolfo Walsh, para obras de no ficción sobre tema criminal. Se suceden, además, las presentaciones de obras literarias en los diversos espacios habilitados a tal efecto.

El sábado 18 de julio a las 20h estaré en la Semana Negra para presentar Mujeres en la historia 2 con Miguel Ángel de Rus, en un acto en el que participaré junto a destacados autores de novela negra: Caramés Lage, Oscar Fernández Camporro y Salvador Robles Miras. Contaremos, además, con la colaboración del periodista y escritor Pedro Antonio Curto. 


Os esperamos a todos los que estéis por la ciudad, y a los que no estáis pero teníais pensado visitar la Semana Negra este año. El 18 es una buena fecha, ¿verdad?


Montserrat Suáñez


miércoles, 1 de julio de 2015

Carta de Fernando VII a Napoleón


España se veía inmersa en la guerra de la Independencia. Mientras los españoles combatían contra José I y aclamaban a Fernando, mientras un 2 de mayo regaban Madrid con su sangre, El Deseado se encontraba a salvo en Valençay, a 300 kilómetros de París, recibiendo clases de danza y música en compañía de su hermano. Allá en el castillo de Talleyrand ambos entretenían su tiempo montando a caballo, pescando y organizando cenas y bailes. Y, por supuesto, durante una de estas fiestas, con ocasión de la boda de Napoleón con María Luisa, Fernando no olvidó brindar por los novios.

En Valençay permaneció hasta el final de la guerra, dirigiendo al emperador unas cartas que revelan mucho acerca de una naturaleza en la que no cabía la lealtad, el orgullo o la dignidad; mucho menos el valor. Este es un ejemplo de lo rastrero que podía llegar a ser:


Señor: he recibido con sumo gusto la carta de V.M.I. y R.* de 15 de corriente, y le doy las gracias por las expresiones afectuosas con que me honra, y con las cuales yo he contado siempre. Las repito a V.M.I. y R. por su bondad en favor de la solicitud del duque de San Carlos y de don Pedro Macanaz, que tuve el honor de recomendar. Doy muy sinceramente, en mi nombre y de mi hermano y tío, a V.M.I. y R., la enhorabuena de la satisfacción de ver instalado a su querido hermano el rey José en el trono de España. Habiendo sido objeto de todos nuestros deseos la felicidad de la generosa nación que habita en tan dilatado terreno, no podemos ver a la cabeza de ella un monarca más digno ni más propio por sus virtudes para asegurársela, ni dejar de participar al mismo tiempo el grande consuelo que nos da esta circunstancia. Deseamos el honor de profesar amistad con S.M. y este afecto ha dictado la carta adjunta que me atrevo a incluir, rogando a V.M.I. y R. que después de leída se digne presentarla a S.M. católica. Una mediación tan respetable nos asegura que será recibida con la cordialidad que deseamos.

Señor, perdonadme una libertad que nos tomamos por la confianza sin límites que V.M.I. y R. nos ha inspirado, y asegurado de nuestro afecto y respeto, permitid que yo renueve los más sinceros e invariables sentimientos con los cuales tengo el honor de ser, señor, de V.M.I. y R. su más humilde y muy atento servidor.

Fernando. Valençay, 22 de junio de 1808.


*Vuestra Majestad Imperial y Real


Napoleón lo despreciaba tanto que acabó por publicar en Le Moniteur universel estas cartas. En lugar de inquietarse por ello, Fernando tuvo la poca decencia de darle las gracias por hacer público el inmenso amor que profesaba al emperador.